Secretos del Ninjitsu; La escalada en Ninjitsu

En la Edad de Oro del Ninjitsu (el medievo japonés) a numerosos ninjas se les encomendaba diversas misiones para las cuales debían escalar los altos muros de los castillos, para ello tenían toda clase de ganchos, cuerdas, escalas e instrumentos especializados ideados para poder escalar fácilmente y poder penetrar en el castillo en cuestión.

Estas misiones consistían la mayor parte de las veces en infiltrar dentro de la fortificación a un grupo de ninjas para, una vez dentro poder matar a los centinelas y abrir las puertas del castillo para que pudieran entrar las tropas que habían contratado los servicios del clan ninja; generalmente, mientras las tropas entraban, los ninjas se "entretenían" en matar a los dormidos samurais defensores del castillo.

Otras veces, la misión consistía simplemente en matar al señor del castillo, para lo cual se podían emplear tanto a un grupo ninja (como puede verse en la película "Shogun", protagonizada por Richard Chamberlain y Toshiro Mifune, basada en la novela de James Clavell) como a un ninja solitario. También podía consistir la misión en dejar pruebas falsas de un ataque por parte de otro jefe guerrero, para que los dueños del castillo dirigieran sus ataques hacía otro lado; o en conseguir algún documento importante, etc., para lo cual servía tan sólo la pericia de un buen ninja de grado superior.

Naturalmente estas misiones se realizaban durante la noche, la mejor aliada de "los guerreros de la oscuridad", y el ninja empleaba numerosos utensilios para poder facilitar su ascensos por las paredes del castillo.

También se usaban estos utensilios para poder elevarse entre los árboles de un bosque para hacer una emboscada a una patrulla enemiga, para atajar los caminos subiendo por las montañas, etc.

Estos utensilios, ideados por el ninki o ninja especializado en diseñar y forjar o fabricar armas, herramientas y utensilios, podemos dividirlos en tres grandes bloques: escalas, garfios, y otros utensilios.

LAS ESCALAS

En la más remota antigüedad el ninja tan sólo usaba largas escaleras rígidas hechas con bambú o madera, a las que se lacaba en negro para evitar su fácil visualización por la noche, y que poco a poco fue estilizando hasta convertirlas en largas varas de bambú con travesaños adosados.

Este tipo de escaleras servía tan sólo para salvar los muros más bajos de los castillos, generalmente los más vigilados, por lo que los ninjas las reservaron sólo para los rápidos ataques diurnos de confusión, ya que el gran volumen y peso de estas escaleras las hacía inviables en el silencio de la noche, pues el ataque nocturno debía ser muy rápido y silencioso si este quería ser perfecto. Dado el gran peso y masa de las escaleras de bambú, estas eran fácilmente divisadas por los centinelas cuando eran colocadas en los muros, ya que, por muy rápidos y fuertes que fueran los ninjas, el apoyo de la escalera contra la pared era siempre lento.

Como ya he dicho, estas escalas se reservaron para los ataques diurnos de confusión. ¿Qué era esto? os preguntareis. Este tipo de ataque era muy ruidoso y "descarado", se hacía con el fin de que los defensores del castillo dirigieran su atención y la mayor parte de sus fuerzas hacía esa zona, mientras que un pequeño grupo ninja escalaba por otra parte del castillo y abría sus puertas, al tiempo que prendía fuego a sus arsenales y principales dependencias. Generalmente este grupo ninja elegía para escalar la parte más inaccesible del castillo, pues no estaría vigilada al pensar que nadie podría subir por aquella zona.

Con el tiempo, el ninja ideó la escala de cuerda, la cual era mucho más ligera y maniobrable, y que llevaba un trozo de metal engarfiado con el fin de poderla enganchar al muro.

LOS GARFIOS

Los garfios fueron un gran hallazgo para los ninjas, ya que de esta forma podían lanzarlos, unidos al extremo de una cuerda, hacía lo alto de los muros y, al quedar enganchados, el ninja se elevaba fácil y rápidamente hasta franquear los límites del castillo.

Los tipos de garfios más usados fueron: el simple o sencillo, el garfio múltiple en paralelo, y el garfio múltiple de diferentes direcciones; y se usaban acoplados a escalas de cuerda, simples cuerdas de aoso (cáñamo), y otros utensilios más sofisticados.

El kumade

Cuando es usado adosado a una cuerda (nawa) el garfio múltiple en paralelo es llamado kumade, y consiste en cuatro o cinco garfios unidos por sus bases y dispuestos en paralelo. Se sospecha que el kumade está inspirado en la "Garra de Dragón" china, la cual era también un utensilio de escalada usada por los si-fan chinos (los antecesores de los ninjas japoneses) y por los primitivos ninjas, que consistía básicamente en la imitación en hierro o acero de la afilada garra de un animal, al que se le adosaba una larga y resistente cuerda.

El kaginawa

El otro tipo de garfio múltiple adosado a una cuerda es el kaginawa, en cual sus muchos picos (generalmente, tres, cuatro o seis) se dirigen en diferentes direcciones, abriéndose en flor, para que, al lanzarse, existan más posibilidades de que uno de los ganchos encaje en las desigualdades del terreno, o en las oquedades del castillo.

Las cuerdas usadas por los ninjas eran generalmente nawas fabricadas con largas hebras de aoso (cáñamo japonés), seda, crin de caballo, e incluso cabello de mujer, y, en general, se las tintaba en negro, para contribuir a su invisibilidad en la oscuridad de la noche, y trenzaba fina y cuidadosamente, además de ungirlas con una mezcla de aceites vegetales para que siguieran siendo igual de resistentes en la siguiente misión. A veces se hacían nudos en la cuerda para facilitar la escalada, pero los ninjas muy habilidosos no lo necesitaban. En ambos casos, el ninja pinzaba la cuerda con los dedos pulgares e índices de los pies, y se ayudaba con las manos para no perder el equilibrio. (1)

Todos estos tipos de garfios se usaban, además de para escalar, para lanzarlos contra los samurais a caballo, cuando el garfio se enganchaba en la ropa o se clavaba en el cuerpo o brazos del enemigo, el ninja daba un fuerte tirón y lo desmontaba fácilmente, una vez en el suelo acababa con él. Lógicamente, si en el momento de llegar a lo alto de un castillo, el ninja era descubierto, este usaba lo que tenía más a mano para defenderse, el garfio de escalada, por lo que, previsoramente, el ninja ideó numerosas formas de combate con todo tipo de garfios. De estos métodos de combate los más usados eran los siguientes:

* Se podían bloquear los golpes dados por el enemigo con el metal del garfio, con la particularidad de que se podía enganchar el arma del contrario entre las púas engarfiadas mientras que se golpeaba a este con el puño, la pierna, o simplemente daba tiempo al ninja a armarse con su espada.

* Con el ángulo formado por cada uno de los garfios se podía enganchar y dirigir el arma del enemigo hacía donde el ninja quería, mientras que este le golpeaba o le liaba con la cuerda.

* Lógicamente, también se podían clavar directamente las puntas engarfiadas en el cuerpo del contrario, o trabar las piernas de este con la nawa.

* Si el ninja era descubierto por varios soldados, simplemente giraba el garfio por encima de su cabeza, con la seguridad de que nadie con dos dedos de frente se le acercaría.

El shinobi kumade

Existía un kumade especializado, el shinobi kumade ("la pata furtiva de oso"), el cual consistía en un instrumento de escalada compuesto por cortas cánulas de madera lacada en negro enhebradas en una cuerda tintada en negro, al extremo del cual existía un garfio múltiple en paralelo. El ninja lo usaba para trepar paredes o empalizadas de altura media, con una técnica muy sencilla y original: con los dedos pulgares e índices de los pies separaba dos trozos de madera y pinzaba la cuerda cubierta por estos tubos, apoyándose en estos. Era como subir por una cuerda con nudos, ya que los topes de madera hacían las veces de estos.

El shinobi kumade se usaba también como tosca armadura ligera al colocarse alrededor del cuerpo cuando se transportaba. Más de un ninja sobrevivió a una persecución gracias a la protección de este instrumento de escalada, además de por la evitación de cortes en el cuerpo, por la superstición de invulnerable que se creaba entre sus perseguidores, al ver que sus espadazos, a pesar de golpear el cuerpo, no hacian mella en el ninja.

OTROS UTENSILIOS

Entre estos utensilios varios destaco: el kyoketsu shoge y el tegaki.

El kyoketsu shoge

También llamada simplemente shoge, consistía en un cuchillo de dos hojas, una de ellas recta, afilada y de doble filo, y la otra, que se bifurca de la anterior, es parecida a un híbrido entre garfio y cuchillo, las dos parten de un solo mango, al que se le adosaba una nawa que tenía al otro extremo un aro metálico ovalado de unos doce centímetros de diámetro mayor.

Este peculiar arma, dadas sus características, servía como garfio de escalada, con las ventajas ya referidas, y como arma de combate. (2)

El tegaki

Eran unos pequeños garfios que se adosaban a los pies y a las manos para ayudar en la
escalada. Había dos clases de tegaki: los shukos y los ashikos.

* Los ashikos consistían básicamente en unas púas de metal sujetas al pie mediante cuerdas, que impedían que el ninja resbalase por una pared de piedra, y también para clavarlas en la corteza de los árboles y elevarse fácilmente. Son llamadas popularmente "pies de oso".

* Los shukos eran unas bandas metálicas que se adosaban a las palmas de las manos y que poseían cuatro clavos engarfiados que sobresalían. Se usaban para afianzarse en la escalada y son llamados popularmente "garras de tigre".

Los shukos también se usaban para defenderse cuando les sorprendían en la escalada, de tal forma que el ninja podía bloquear con el metal los golpes de katana y devolver el ataque dando mortales zarpazos a sus enemigos. Este uso era excepcional, se realizaban tan sólo cuando el ninja era sorprendido antes de poderse quitar los shukos, ya que, lógicamente, el ninja prefería usar su espada (la shinobi ken) ya que su alcance es mucho mayor que el de los shukos.

Algunos autores defienden la idea de que el ninja también usaba los shukos para matar a sus enemigos, de tal forma que diera la impresión de que le había matado algún animal, nada más lejos de la realidad pues para ello usaban los nekade, que consistían en unos manguitos especiales para poner en las manos que llevaban adosadas garras reales. A veces, en vez de ser garras reales, se ponían una especie de dedales con grandes uñas metálicas que servían para el mismo fin.

Para lo que si usaban los ninjas los shukos era para clavarse colgados de los techos de madera de los castillos, para esperar el momento oportuno de llevar a buen fin su misión. A esta técnica de esconderse en los techos y áticos del castillo se le denominaba chakuzen no jitsu.

LA INFILTRACIÓN MEDIANTE LA ESCALADA

Según la enciclopedia ninja basen shukai, al arte de infiltrarse tras las lineas enemigas y en sus fortificaciones se denominaba chikairi no jitsu, y estaba dentro del capítulo dedicado a la táctica militar de penetración (chiku jo gunryaku heiho). Una parte muy importante del arte de infiltrarse en las fortificaciones enemigas consistía precisamente en la escalada de dichas fortificaciones.

Veamos una de estas incursiones, por ejemplo, se encarga a un grupo ninja matar a los lugartenientes de un castillo con el fin de socabar la moral de las tropas.

Para llegar a la fortificación el grupo ninja solía ser asesorado por un guía al que se le llamaba chitsumishi, el cual era un ciudadano del territorio enemigo que colaboraba con el clan ninja y que, en general, protegía a una kunoichi (la mujer ninja).

Una vez llegados al pie del castillo, el grupo ninja usaba su conocimiento del nyudaki no jitsu para descubrir los fallos o puntos débiles en las guardias de los centinelas, y esperaban el momento adecuado para empezar a escalar (la técnica nyukyo no jitsu).

Si hubiera sido un ninja solitario el elegido para desarrollar la misión habría usado el tegaki para escalar, en este caso, al ser varios los ninjas, podían hacer dos cosas, o bien esperar a que el mejor escalador llegase a lo alto del castillo, ayudado por sus shukos y ashikos, y que este les lanzase una cuerda, o bien lanzar varios garfios (kumade, kaginawa...) u otros instrumentos de escalada y subir por grupos.

Cuando se lanzaban los garfios, si la altura de los muros era muy grande, se solía usar una pequeña catapulta, llamada dokyo, para ayudar en la labor. Otro detalle que se usaba era envolver los garfios metálicos con trozos de tela, para que de esta forma, al golpear en la roca o en los muros o azotea del castillo, no se oyera apenas ruido. Todo esto estaba regido por el espíritu del joei-on jitsu, o arte de moverse silenciosamente para penetrar en las filas enemigas.

Para poder escalar con agilidad y rapidez el ninja había copiado un entrenamiento desarrollado por los si-fan chinos, al que estos llamaban ching kung. Los ninjas le pusieron el nombre de karumijitsu y consistía en aligerar el cuerpo con el fin de dar grandes saltos y para poder escalar y esquivar rápidamente. Para conseguir esto se practicaban las técnicas con grandes pesos atados al cuerpo y se requería un mínimo de diez años de práctica diaria continuada. En general se comenzaba el entrenamiento de karumijitsu cuando los aspirantes a ninjas alcanzaban la pubertad.

Una vez dentro de las murallas del castillo el grupo ninja se separaba para hallar a sus víctimas, y usaba sus técnicas gakure no jitsu para penetrar cada vez más dentro de los límites del castillo.

Las técnicas gakure no jitsu consistían en el arte de esconderse física o visualmente, siendo las más usadas las siguientes:

* Shiba gakure no jitsu, o arte de esconderse entre los objetos del medio ambiente, tales como sacos de arroz áspero, trastos viejos, maderas, etc.

* Tanuki gakure no jitsu, o arte de esconderse escalando los árboles, tal y como lo hacen los animales, para lo cual a veces se ayudaban con sus accesorios de escalada. Hay que recordar que dentro de los castillos, en las dependencias de los cargos más importantes, había grandes jardines con numerosos árboles.

* Uzura gakure no jitsu, o arte de esconderse como una codorniz, en pequeños huecos situados entre grandes objetos, por ejemplo, dos jarrones, o dos estatuas.

* Yoji gakure no jitsu, o arte de esconderse visualmente distrayendo la atención de un guardia mediante el lanzamiento de un guijarro sobre su cabeza o más allá de él, con lo que investiga visualmente una zona donde el ninja no está, con lo que este no tiene porqué esconderse físicamente.

Una vez acabada su misión, los ninjas del grupo volvían sobre sus pasos y usaban los tonpo o técnicas de escape. Si no les habían descubierto colocaban los kumade o los kaginawa y bajaban tranquilamente por la pared hasta llegar al suelo y desaparecer en la noche; si habían sido descubiertos, cada uno de los ninjas huía como podía, los que tenían los kumade y los kaginawa, los usaban, y el resto usaba el kyotesu shoge o una nawa, incluso algunos se ayudaban de los kusarigamas, usando la guadaña corta o kama como si fuera un garfio (3). Una vez a salvo desaparecían en la oscuridad y al día siguiente se disfrazaban, volviendo a su territorio en solitario o por parejas.

FINAL

Gracias a estos métodos de escalada, y a la invisibilidad de sus instrumentos, si el ninja era descubierto difusamente en la oscuridad de la noche subiendo por la pared de un castillo, parecía que estuviese andando a cuatro patas o reptando por la pared desafiando la ley de la gravedad, con lo que su fama como brujos o seres dotados de poderes sobrenaturales se incrementaba.

NOTAS

(1) Para más información sobre las nawas ver el artículo: "Secretos del Ninjitsu. Arsenal Flexible (1ª parte)", en el nº 179 de DOJO.

(2) Para más información sobre el kyoketsu shoge ver el artículo: "Secretos del Ninjitsu. Arsenal Flexible (3ª parte)", en el nº 181 de DOJO.

(3) Para más información sobre el kusarigama ver el artículo: "Secretos del Ninjitsu. Arsenal Flexible (3ª parte)", en el nº 181 de DOJO.pueden encaminarle.

F. Javier Hernández Pérez

2 comentarios:

  1. MUY INTERESANTE TODO LO QUE ESCRIBES DE LOS NINJITSU AUNQUE SI HUBIRAS ESCRITO SU PROSEDENCIA Y COMO FUE QUE ESTA ARTE LLEGO A JAPON HUBIERA ESTADO AUN MAS COMPLETA YA QUE SU HISTORIA ES MUY INTERESANTE ASI QUE PARA QUE AMPLIES MAS TU CONOCIMIENTO TE SUGIERO QUE BUSQUE LA HISTORIA SOLO PUEDO DECIRTE QUE ES UN ARTE QUE NACIO EN LA CAMARAS SUBTERANEAS DE SHAOLIN Y ES LO QUE MUCHA PERSONAS NO SABEN QUE EL NINJITSU ES UN ARTE CHINO LA MAYORIA PIENSA QUE FUE CREADO EN JAPON Y NO FUE ASI

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. F. Javier Hernández.28 de julio de 2013, 13:07

      Amigo "Anónimo" el Ninjitsu tiene orígenes chinos (pero no shaolines) como podrás leer en los artículos publicados en este mismo blog sobre los "Orígenes chinos del Ninjitsu", en el cual se habla de la Secta del Amuleto, los Sifan y el Yin Sen Shu. Te recomiendo que lo leas. Te envío un cordial saludo.

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...