Los grados japoneses

Muchos practicantes de artes marciales se habrán preguntado alguna vez ¿porqué existe tanta variedad de colores en los cinturones de grado? y, si existe alguna razón, ¿que significado oculto tiene cada color?. Este artículo viene a llenar este vació de información.

INTRODUCCIÓN

En un principio las artes marciales, al ser un método de combate y autodefensa y no un deporte, sólo pedían a sus practicantes que llevasen una vestimenta cómoda para poder entrenar. Con el tiempo, a finales del siglo XIX, con el primer arte marcial deportivo, el Judo, aparecen los uniformes de entrenamiento y es precisamente en este momento cuando hacen su aparición los cinturones, con la finalidad de sujetar el el judogui o traje de entrenamiento, y para evitar que se abra excesivamente durante la práctica, con lo que se permite una mayor maniobrabilidad en los entrenamientos. Como además también existía la necesidad de encontrar un distintivo que indicase el grado de habilidad y pericia del practicante, se pensó en dar al cinturón distintos colores para expresar dicha diferenciación, y así se hizo.

Siguiendo el camino marcado por el Judo, distintas artes marciales japonesas se sumaron a esta idea y, posteriormente, distintas artes marciales de todo el mundo, con mínimas diferencias, apoyaron la graduación japonesa, lo cual da una forma de unificación de grado y todo el mundo puede saber, sea el arte marcial que se practique, el grado de evolución marcial que se posee, incluso en comparación con otras artes marciales, aunque esta comparación sea, en la mayoría de los casos, inadecuada, dada la diferencia entre unas artes marciales y otras.

Por lo tanto, el cinturón es el distintivo que exterioriza los conocimientos del artista marcial, así como sus años de práctica continuada.

LOS GRADOS EN JAPÓN

En Japón, los grados se dividen en dos clasificaciones:

* Mudansha, para los que tienen grado de estudiante (kyu), cuyos cinturones tienen los siguientes colores: blanco para los novatos (desde sexto hasta segundo kyu) y café o marrón (primer kyu) para los principiantes.

* Yudansha, para los que tienen grado de practicantes (dan), con los cinturones de color: negro para los practicantes, blanco/rojo para los maestros, rojo para los grandes maestros y blanco para el que tiene la Maestría Perfecta. Tradicionalmente, el cinturón negro para la mujer tiene una raya blanca.

Cinturón negro:
Shodan: Primer Dan.
Nidan: Segundo Dan.
Sandan: Tercer Dan (2 años de Nidan).
Yodan:  Cuarto Dan (2 años de Sandan).
Godan:  Quinto Dan (3 años de Yodan).

Cinturón blanco/rojo.
Rokudan: Sexto Dan (4 años de Godan).
Shichidan: Séptimo Dan (5 años de Rokudan).
Hachidan: Octavo Dan (8 años de Shichidan).
Kudan: Noveno Dan.

Cinturón rojo.
Judan: Décimo Dan.
Juichidan: Undécimo Dan (jamás concedido).
Junidan: Duodécimo Dan (jamás concedido).

Cinturón blanco.
Shihan: Nivel de Maestría Perfecta.

Como es lógico, cada arte marcial, y cada estilo dentro de este, interpreta de manera distinta el significado del cinturón y los conocimientos técnicos requeridos para cada grado, los cuales tendrá que demostrar el practicante ante un tribunal cada vez que aspire a pasar de grado, exceptuando los grados superiores a Godan, que, aunque el grado lo otorgue el mismo tribunal de grados, no se examinarán, ya que estos grados se otorgan solo a los que demuestran ser en su vida cotidiana un Jinkakusha o caballero de elevada categoría. Por ejemplo, en el Karate Kyokushinkai japonés se debe demostrar lo siguiente, además de las técnicas base y del combate:

* Primer Dan: dos Taikyoku, o kata de preparación corporal y los cinco Pinan, o katas básicos.

* Segundo Dan: Además de lo ya expuesto, todo ello realizado con perfección, el Saifa (antiguo kata procedente de Okinawa), el Kanku (kata de la cual proceden los Pinan), el Tensho y el Sanchin, o kata de concentración.

* Tercer Dan: debe dominar también el manejo del jo (bastón de 1,20 m.) y el bo (bastón de 1,80 m.), además del kusari gama (guadaña con cadena y bola). Debe demostrar las técnicas Kakudori, o de acorralamiento, esto es, su habilidad para cubrir todos los ángulos concebibles de defensa y ataque; técnicas con cuchillo, tanto en ataque como en defensa; el uso de la silla en la defensa personal, etc.

Creo que con esto comprenderéis la dureza de los exámenes en Japón para conseguir un grado, que, por cierto, no son permanentes, ya que el practicante siempre está sujeto a revisión y puede ser degradado por cualquier infracción a las reglas de conducta o por cualquier mal uso del arte marcial practicado. Además, se puede dar un grado a prueba, el cual estará sujeto a examen posterior y a rectificación. De todas formas, aquel que logre llegar a Dan y se retire de la participación activa y el entrenamiento, retiene para siempre el honor del grado sustentado en ese tiempo, siempre que no cometa ninguna infracción moral.

Si pensáis que ser instructor en Japón es difícil  aún no habéis leído nada, el grado mínimo que se debe ostentar para poder ser instructor de Kendo es el de Renshi, esto es cuarto Dan, siguiéndole el grado de Kyoshi, o profesor, con un mínimo de quinto Dan y siete años de Renshi, y, por último, el grado de maestro se obtiene con un mínimo de séptimo Dan y veinte años de enseñanza como Kyoshi.

LOS GRADOS EN OCCIDENTE

Cuando las artes marciales japonesas se introdujeron en occidente este sistema se tuvo que modificar ligeramente introduciendo un color distinto para cada kyu, con el fin de mantener vivo el interés del alumno sin tener que esperar tanto tiempo para ver cambiarse el color del cinturón, ya que el carácter occidental es más impaciente que el oriental; por esta misma razón, también se introdujeron cinturones intermedios (de dos colores) para los kyu infantiles. De esta forma aparecen los conocidos colores: blanco (simbolizando la ingenuidad), amarillo (simbolizando el descubrimiento de la realidad de lo practicado), naranja (símbolo de la ilusión por la superación), verde (simbolizando la esperanza de llegar al conocimiento) y azul (símbolo del idealismo); simbolizando el color marrón la iniciación al conocimiento. Y los infantiles: blanco, blanco/amarillo, amarillo, amarillo/naranja, etc. (Como curiosidad os diré que en Estados Unidos y bastantes países de Europa, el cinturón negro infantil lleva un cinturón de color rojo).

Como veis, el color de los cinturones se va oscureciendo con los años de dedicación y práctica hasta llegar al ansiado cinturón negro, el cual simboliza la mayoría de edad técnica del practicante, y el conocimiento, en su primer nivel (primer Dan), de todo lo que le queda por aprender, toda una vida de entrenamiento y nuevos conocimientos. Por ello, me rio cuando alguien dice: "yo quiero llegar a ser cinturón negro, después ya puedo dejar de entrenar", sin saber que, al llegar al ansiado cinturón negro sólo sabe deletrear, es a partir de ese momento cuando va ha empezar a formar palabras y frases.

Mientras que en Japón, cada  estilo y cada escuela, dentro de un arte marcial, tiene su propio criterio de exigencia, tanto en sus enseñanzas como en lo exigido a cada grado a la hora de examinar a sus practicantes, en occidente, el método de enseñanza está prácticamente unificado para casi todas las artes marciales, siendo sus programas oficiales muy parecidos, en cuanto a la forma de examen y el tiempo de práctica mínimo para cada grado.

Cinturón blanco.
Cinturón amarillo: 3 meses de blanco.
Cinturón naranja: 4 meses de amarillo.
Cinturón verde: 5 meses de naranja.
Cinturón azul: 6 meses de verde.
Cinturón marrón: 7 meses de azul.
Cinturón negro primer Dan: 12 meses de marrón.
Cinturón negro segundo Dan: 2 años de Primer Dan.
Cinturón negro tercer Dan: 3 años de Segundo Dan.
Cinturón negro cuarto Dan: 4 años de Tercer Dan.

Los Danes Quinto al Noveno los otorga un comité director, por méritos personales del practicante sin tiempo mínimo entre un grado y otro, exceptuando el Quinto Dan, que debe tener un mínimo de 5 años con Cuarto Dan, y el Sexto Dan con un mínimo de 6 años de Quinto Dan. El Décimo Dan lo otorgará el comité director a título póstumo al fundador de una escuela, estilo o arte marcial nuevo.

Como veis, con el cinturón negro empieza en realidad la larga carrera del conocimiento marcial, ¿que esperáis para dar el primer paso?.

F. Javier Hernández Pérez

2 comentarios:

  1. Muy muy bueno. Muchas gracias por aclarar conceptos básicos que nadie explica. Bendiciones.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...