Puño de Hierro, "El Arma Viviente".


            La respuesta de la editorial Marvel Comics a la incipiente moda de las películas de artes marciales a principios de los años Setenta del pasado siglo, fue el personaje de Shang-Chi, el maestro de Kung-fu hijo de Fu-Manchú (que apareció por primera vez en el número 15 de la colección:“Special Marvel Edition”, en el mes de diciembre de 1973), como puede verse en otro artículo publicado en este mismo blog: “Shang-Chi, el hijo de Fu-Manchú”, pero esto pareció una corta respuesta dada la gran afición que existía por aquel tiempo a los héroes marciales.
            Por ello la “Fabrica de Ideas” que es Marvel empezó a gestar nuevos personajes que cubrieran la demanda de héroes marciales que pedía el público. Shang-Chi era un fantástico personaje pero era sólo un humano con extraordinaria destreza en combate gracias a los conocimientos adquiridos mediante entrenamiento, y esto les pareció poco a los responsables de la editorial, ya que necesitaban algo más superheroico. La respuesta llegó con “Puño de Hierro”, un artista marcial que vestía un uniforme más en la línea con los superhumanos y que además tenía un poder sobrenatural, como la mayoría de los superhéroes gestados dentro del Universo Marvel. Una ventaja más es que “Puño de Hierro”, por sus características, quedó englobado perfectamente con el resto de personajes del citado Universo editorial.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...