Puño de Hierro, "El Arma Viviente".


            La respuesta de la editorial Marvel Comics a la incipiente moda de las películas de artes marciales a principios de los años Setenta del pasado siglo, fue el personaje de Shang-Chi, el maestro de Kung-fu hijo de Fu-Manchú (que apareció por primera vez en el número 15 de la colección:“Special Marvel Edition”, en el mes de diciembre de 1973), como puede verse en otro artículo publicado en este mismo blog: “Shang-Chi, el hijo de Fu-Manchú”, pero esto pareció una corta respuesta dada la gran afición que existía por aquel tiempo a los héroes marciales.
            Por ello la “Fabrica de Ideas” que es Marvel empezó a gestar nuevos personajes que cubrieran la demanda de héroes marciales que pedía el público. Shang-Chi era un fantástico personaje pero era sólo un humano con extraordinaria destreza en combate gracias a los conocimientos adquiridos mediante entrenamiento, y esto les pareció poco a los responsables de la editorial, ya que necesitaban algo más superheroico. La respuesta llegó con “Puño de Hierro”, un artista marcial que vestía un uniforme más en la línea con los superhumanos y que además tenía un poder sobrenatural, como la mayoría de los superhéroes gestados dentro del Universo Marvel. Una ventaja más es que “Puño de Hierro”, por sus características, quedó englobado perfectamente con el resto de personajes del citado Universo editorial.
            “Puño de Hierro” (“Iron Fist”, en su original americano) fue creado en 1974 por Roy Thomas y Gil Kane, y editado por el escritor de cómics Christopher Priest, que colaboraba con la compañía Marvel, siendo su primera aparición en el mercado en el número 15 de la colección: “Marvel Premiere”, en mayo de 1974.
            En dicho número y los siguientes veíamos un núcleo argumental basado en varios precedentes, literarios y cinematográficos que más adelante expondré.
            El argumento básico es el siguiente: el que con el tiempo será llamado “Puño de Hierro” es un niño llamado Daniel Rand, hijo de Wendell Rand, el exilado heredero al trono de la ciudad extradimensional de K’un-Lun. Cuando Daniel tiene nueve años, acompaña a sus padres en un peligroso viaje a través del Himalaya tibetano, en busca de la citada ciudad, que sólo aparece en esa zona cada diez años por un corto período de tiempo. La aventura acabará de forma trágica cuando su padre es víctima de la traición, cayendo desde las alturas, y su madre es devorada por una manada de lobos. Daniel es encontrado por los habitantes de K’un-Lun, siendo acogido por estos como miembro de la familia real, y entrenado durante diez años en las letales artes marciales enseñadas por el mayor maestro de guerreros de la ciudad. Con el tiempo, Daniel alcanzará el poder del Puño de Hierro y regresará a los Estados Unidos para acabar con el responsable de la muerte de sus padres.
            Como puede verse, en este simple argumento confluyen elementos literarios y cinematográficos tan dispares como son los siguientes:
  • La ciudad de Shangri-La. Un lugar utópico y paradisíaco, un verdadero vergel en el centro del agreste Himalaya, famosa por la película de 1937, dirigida por Frank Capra: “Horizontes Perdidos” (“Lost Horizons”, en su original inglés), basada en la novela escrita por James Milton en 1933, que tuvo un remake en 1973, dirigida por Charles Jarrot.

  • La localidad de Brigadoom, un pueblecito escocés que aparece un día cada cien años, famoso por la película: “Brigadoom”, el musical de la MGM de 1954, dirigida por Vicente Minelli y protagonizada por los bailarines Gene Nelly y Cyd Charisse.

  • La raza vegetal enemiga de los k’un-lunianos, los H’yltrhi, está basada en el humanoide vegetal extraterrestre que aparece en la primera versión de la película de ciencia ficción de 1951: “The Thing from Another World”, llamada en España: “El enigma de otro mundo”, basada en la novela corta escrita por John W. Campbell Jr.: “Who Goes There?“, que estuvo dirigida por Christian Nyby y Howard Hawks, e inspiró al director Jhon Carpenter para hacer su propia versión de la historia en 1982, con el simple título de “The Thing” (“La Cosa”), que protagonizó Kurt Russell.
  • Los míticos entrenamientos del legendario Templo Shaolín, famoso por cientos de películas que han mitificado tanto sus artes marciales como sus entrenamientos.
  • Leyendas tradicionales chinas, que aportan la mitología del mundo espiritual de K’un-Lun, con su reino del Más Allá.
  • El origen de superhéroes como “Batman”, cuyos ricos padres son asesinados en su infancia y cuando alcanzan la edad adulta comienzan a entrenar y desarrollar trajes y artilugios gracias a su gran fortuna, impartiendo una justicia enmascarada en tanto que buscan al responsable de la muerte de sus progenitores.
            Las aventuras de “Puño de Hierro” terminaron en el número 25 de la colección: “Marvel Premiere”, para seguir al mes siguiente con su propia colección “Iron Fist”, dada la excelente aceptación del personaje, acompañada por las ventas.
            Con su propia colección comenzó una excelente carrera dentro de los personajes Marvel, que le afianzó por siempre dentro de su imaginativo Universo, y que aún continúa. Los encargados de darle esta fama fueron un equipo creativo impresionante: el guionista Chris Claremont y el dibujante Jhon Byrne, el mismo dúo creativo que dio nueva vida a “La Imposible Patrulla X”, con Lobezno, Tormenta, Rondador Nocturno, Coloso, Kitty Pride…, y los ya conocidos Profesor Charles Xavier, Cíclope y Jean Grey.
            En esta época “Puño de Hierro” también aparecería protagonizando algunas aventuras dentro de la colección en blanco y negro: “Dealy Hand of Kung Fu”, en donde las historias eran más adultas que en su propia colección. En estas coincidiría con otros héroes marciales de la colección: el ya mencionado “Shang-Chi” y “Los Hijos del Tigre” (los cuales tendrán su reportaje a parte en otro número de “Weird Tales de Lhork”), siendo el número más mítico: “Savage Fist of Kung Fu”, en donde todos ellos compartirían una aventura.
            La calidad artística de la obra era y sigue siendo indiscutible, pero cuando empezó a decaer la moda marcial las ventas también empezaron a decaer, aunque Claremont y Byrne se las apañaron para mantener vivo al personaje en la cabecera de la colección: “Marvel Team-Up”. Posteriormente, vieron una solución para “Puño de Hierro” y la supervivencia del personaje, cruzando su camino con otro superhéroe de cortas ventas y mucho potencial: “Power Man”, logrando con esta asociación una de las parejas de héroes más famosas del Universo Marvel, al crear el concepto de “Héroes de Alquiler”, que tuvo colección propia durante años: “Heroes for Hire”, comenzando por el comic-book de finales de 1978: “Power Man and Iron Fist” número 50 (ya que la numeración de la colección de “Power Man” se transformó en la conjunta de los dos amigos).
            En los siguientes años “Puño de Hierro” ha aparecido en otras muchas colecciones Marvel, como por ejemplo en las series: “Rom”, “Namor”, “Ultimate Spiderman” o “The Avengers: Earth’s Mightiest Heroes”.
Incluso ha tenido su versión en dibujos animados, como en el programa: The Super Hero Squad Show”, y los videojuegos basados en el Universo Marvel no le han olvidado, ya que aparece como personaje jugable en el videojuego “Ultimate Marvel”, comercializado por Capcom 3.
            “Puño de Hierro” es un personaje tan popular entre los aficionados que tiene gran cantidad de elementos de merchandising, incluyendo figuritas, incluso tiene su versión de Lego.

HISTORIA DE “PUÑO DE HIERRO”.
            La historia de “Puño de Hierro” es muy amplia y compleja, ya que se ha ido gestando durante cuarenta años en sus propias colecciones y ampliadas en otras colaterales, formando un complicado puzzle que entre aventuras y flashback construyen una historia rica en matices y, por otra parte, interesantísima.

ANTECEDENTES.
            Érase una vez una ciudad mística llamada K’un-Lun, fundada hace un millón de años por una raza extraterrestre en un mundo situado en una dimensión distinta a la nuestra. Dicha ciudad fue gobernada desde sus inicios por los descendientes de los extraterrestres fundadores, los poderosos Reyes Dragón, los cuales adoran como si fuera un dios a un poderoso hechicero llamado el Maestro Khan. K’un-Lun se haya en un lugar lleno de escarpadas montañas y angostos valles poblados por una extraña raza vegetal llamada los H’yltrhi, que se supone es la raza autóctona de este mundo extradimensional, con los que los k’un-lunianos, claramente humanos, están enfrentados.
            La fabulosa K’un-Lun pertenece a un grupo de siete ciudades místicas, llamadas las Ciudades Celestiales, que están ligadas místicamente a la Tierra mediante un nexo interdimensional que aparece entre sus mundos y el nuestro. Cada cierto tiempo, una vez en cada generación, cuando las siete ciudades se alinean en un único plano, un campeón es elegido para representar a cada una de estas ciudades enfrentándose al resto en una serie de combates, llamados en conjunto: el Torneo de las Ciudades Celestiales, con el fin de determinar con que frecuencia sus ciudades se enlazan místicamente con la Tierra. En el momento de nuestra historia, K’un-Lun puede manifestarse cada diez de nuestros años mediante el citado nexo interdimensional, que aparece durante un corto espacio de tiempo cerca de las murallas de la ciudad de K’un-Lun, materializándose el otro extremo en un lugar indeterminado del Himalaya tibetano. Este hecho será muy importante en nuestra historia.
            K’un-Lun es cuna de grandes guerreros, todos ellos expertos en artes marciales, tanto a mano vacía como con armas, y entre ellos, los más grandes guerreros son entrenados por el mayor experto de la ciudad: Lei Kung, apodado “El Tronador”. Los mejores alumnos de este grandísimo guerrero, previa selección y enfrentamiento en combate, tienen la oportunidad de medir sus habilidades marciales con el dragón Shou-Lao “El Inmortal”, y los pocos que logran vencerlo son los campeones de K’un-Lun que pueden reclamar el poder místico del citado dragón; el enfrentarse a Shou-Lao sin haber ganando dicho privilegio en combate ritual ante el gobernante de K’un-Lun supone la mayor de las traiciones. Ninguno de los pocos campeones que logran el poder indica a nadie como consigue hacerse con él, por lo que cada aspirante debe averiguarlo por su cuenta, ellos tan sólo saben que deben derrotar al inmortal dragón y después hundir sus manos en el brasero que contiene su corazón fundido, impregnándose de su poder místico, y ganándose el sobrenombre y título de “Puño de Hierro”, El Protector de K’un-Lun. El primer guerrero que consiguió dicho poder se llamaba Quan Yaozu.
            La historia de Shou-Lao es digna de contarse con un poco más de detenimiento. Shou-Lao “El Inmortal” es un dragón-serpiente (un dragón chino sin patas) que respira fuego y que milenios antes había atacado K’un-Lun, siendo derrotado por otro dragón llamado Chiantang, el cual le maldijo haciéndole inmortal con el fin de confinarle en pocos metros y que tuviera una vida mísera y que sufriera por toda la eternidad; ya que los dragones ansían moverse con libertad, le arrancó místicamente el corazón de su cuerpo a través de un orificio con forma de serpiente alada, el cual colocó fundido en un ardiente brasero que colocó en una cueva a las afueras de la ciudad mística. Shao-Lao no puede separarse de la entrada de la cueva ya que su esencia vital proviene de su corazón fundido que irradia su poder vivificante al dragón-serpiente a través del orificio de su pecho.
            Aquellos que adquieren el poder del Puño de Hierro, se distinguen del resto de guerreros de K’un-Lun por un ceñido uniforme verde que parece una segunda piel y que deja al descubierto la mitad de los antebrazos y el pecho del que lo porta, llegando sus perneras a cubrir solo sus gemelos. Dicho uniforme tiene unas solapas y cuello de color amarillo que son elevados hacia el cielo, complementándolo con unas ligeras zapatillas amarillas, un delgado y largo fajín amarillo anudado a su cintura y una mascará amarilla ajustada a la nuca mediante dos largas cintas del mismo color y un adorno negro alrededor de los agujeros de los ojos en forma parecida a los de Spiderman. La elección de estos colores en el uniforme tiene un significado simbólico; el verde es el color del jade, la piedra que en la cultura china simboliza la nobleza, la perfección, la constancia y la inmortalidad, esto es, las esencias del cielo y la tierra; mientras que el color amarillo para los chinos dinásticos es el color superior al resto de los colores pues, según la cultura china se le conoce como un color neutro y el primero de todos los colores, por todo ello era símbolo exclusivo del poder supremo, encarnado en la China dinástica por la corte del emperador, por ello era un color prohibido fuera de esta, siendo el color exclusivo del emperador, de su familia, de la guardia personal imperial y de sus más altos representantes (la única persona que podía ponerse ropajes con el amarillo imperial era el emperador, mientras que el resto sólo podían portar adornos de dicho color, generalmente fajines que ceñían el talle, significando esto que estaban al servicio del poder supremo).
            Alguno de los guerreros que conseguían el poder del Puño de Hierro visitaba la Tierra en ocasiones en busca de aventuras, gracias al nexo interdimensional que aparece entre su mundo y el nuestro.
            A principios del siglo XX, el título y poder del Puño de Hierro fue reclamado por un humano llamado Orson Randall, cuyos padres habían visitado K’un-Lun semanas antes de su nacimiento, y que fue entrenado durante años como guerrero k’un-luniano. Orson participó en el Torneo de las Ciudades Celestiales representando a su ciudad mística. Tras haber matado a su primer rival, y asqueado por la violencia que estaba presenciando en el Torneo, decide abandonar la competición, por lo que cae en desgracia ante los gobernantes de K’un-Lun y es expulsado de la ciudad. Aprovechando que el nexo interdimensional está operativo, Orson escapa a la Tierra. En los años siguientes, tras afincarse en Estados Unidos, compartiría aventuras con un grupo de amigos llamados los “Confederados de lo Curioso”, al tiempo que contaría sus andanzas extradimensionales a otro amigo, el biógrafo Ernst Erskine.
            Con el tiempo, Orson adoptaría a un joven llamado Wendell, el cual quedó fascinado por las historias de K’un-Lun y el poder del Puño de Hierro. A pesar de que Orson Randall intentó convencer a su hijo adoptivo de que el poder del Puño de Hierro lejos de ser una ventaja era una maldición, Wendell Randall iniciaría a su mayoría de edad la búsqueda del portal interdimensional que le permitiera acceder a la Ciudad Celestial de K’un-Lun.
            Tras buscar por las partes más peligrosas del Himalaya, Wendell lograría encontrar el nexo y penetrar en el otro mundo, a tiempo de salvar la vida del entonces gobernante de la ciudad mística, Lord Tu-An, el Augusto Personaje de Jade, tras lo cual este adoptó a su salvador y lo convirtió en su hijo, transformando su apellido en uno mitad americano y mitad k’un-luniano: Rand-K’ai. Este hecho fue reprobado por el hijo legítimo de Tu-An, llamado Nu-An, pero nada podía hacer pues las decisiones del gobernante de K’un-Lun son irrevocables.
            Wendell Rand-K’ai no solo se convierte en el hijo mayor y por ello heredero de Lord Tu-An, sino que además se casaría con una mujer k’un-luniana llamada Shakari, de la cual Nu-An estaba enamorado, una nueva afrenda que no sería pasada por alto y que con el tiempo cobraría. Fruto de este amor nacería Miranda, de la cual más adelante haré una breve mención.
            Wendell seria entrenado durante años por Lei Kung, “El Tronador”, en el difícil y eficaz arte marcial de K’un-Lun, haciéndose amigo del hijo de este: Davos. El problema entre ellos surgió por el hecho de que ambos ambicionaban el poder del Puño de Hierro, lo cual les llevó, tras diez años de entrenamiento, a enfrentarse por el honor de luchar contra Shou-Lao. Wendell ganó el combate, pero Davos no admitió la derrota e intentó reclamar el poder del Puño de Hierro enfrentándose con el místico dragón-serpiente, pero fracasó siendo herido por él. Al ser descubierta su traición, Davos fue expulsado de K’un-Lun por su padre, “El Tronador”, avergonzado de su fracaso y su comportamiento deshonroso, exilándole a la Tierra aprovechando que el portal interdimensional estaba abierto, y perdiéndose su pista durante años.
            Al mismo tiempo, Shakari es asesinada por esbirros del vengativo Nu-An. Cuando Wendell se entera, a pesar de haberse ganado el privilegio de enfrentarse con Shou-Lao, pierde el deseo de reclamar el poder del Puño de Hierro, disculpa que aprovecha su hermano adoptivo para expulsarle de la ciudad mística acusándole de conducta deshonrosa, pues quería quedarse con el gobierno de la ciudad a la muerte de su padre. Tras abandonar K’un-Lun, Wendell se traslada a la Tierra cruzando el nexo, para decepción del Augusto Personaje de Jade.
            Cuando Wendell Rand-K’ai regresa a la Tierra, hereda la fortuna de Orson Randall, su padre adoptivo en la Tierra, el cual sigue vivo aunque solitario y maltrecho. Gracias a esta fortuna inicia en Nueva York una exitosa carrera como hombre de negocios, asociándose con Harold Meachum y creando la empresa: Rand-Meachum Inc. Poco tiempo después se vuelve a enamorar, esta vez de una mujer llamada Heather Duncan, contrae matrimonio con ella, y fruto de este amor nace Daniel Thomas Rand-K’ai, un niño rubio de ojos azules, que con los años se convertiría en nuestro héroe.
            Durante la ausencia de Wendell, Lord Tu-An fallece y, según las creencias k’un-lunianas, se convierte en gobernante de Feng-Tu, la Morada de los Espíritus de K’un-Lun. Por ello, su hijo Nu-An pasa a ocupar el trono de la ciudad mística, con el nombre de Yu-Ti, el nuevo Augusto Personaje de Jade, convirtiéndose en el líder de K’un-Lun, lo que él siempre había deseado y que tras sus maquinaciones, traiciones y engaños finalmente consiguió.

DANIEL RAND, EL “PUÑO DE HIERRO”.
            Aunque Wendell es feliz en la ciudad de Nueva York, con su familia, Heather y Daniel, además de tener éxito en sus negocios y ser un rico empresario, tiene un gran vacío en su corazón: K’un-Lun, por lo que aprovechando que el portal dimensional esta a punto de materializarse nuevamente, prepara el viaje para volver a la ciudad mística. Esta vez no iría sólo como la primera vez, sino que se acompañaría por su esposa, su hijo de nueve años, y su socio: Harold Meachum, que se empeñó en acompañarles con oscuras intenciones.
Mientras viajaban penosamente por las montañas tibetanas de la cordillera del Himalaya, una avalancha empujó a los Rand-K’ai hacia un precipicio, y aunque Daniel y su madre pudieron detener su caída al caer en un estrecho risco, Wendell quedó colgando precariamente agarrado a una roca del borde sobre la que estaba firmemente asentado su socio. Wendell pidió ayuda desesperadamente a Harold, pero este vio la oportunidad de quedarse con el control del exitoso negocio de los que ambos eran socios, por lo que lejos de ayudarle lo empujó al profundo vacío, con la seguridad de su muerte.
La historia de Wendell está repleta de hechos repetidos con pocos años de diferencia: poco tiempo después de su llegada (a K’un-Lun y a la Tierra) se enamora y se casa (con Shakari en la ciudad mística, y con Heather en la Tierra), con las que prontamente tiene descendencia (una hija, Miranda, en K’un-Lun, y un hijo, Daniel, en la Tierra), es heredero de grandes fortunas (era el exilado heredero del trono de la ciudad extradimensional, y heredó la fortuna de Orson Randall), tiene éxito en su carrera profesional (artes marciales en la ciudad celestial, y negocios empresariales en la Tierra), tiene dos implacables enemigos a los que cree amigos (Nu-An en K’un-Lun, y Harold Meachum en la Tierra), que anhelan algo que él tiene y en realidad no desea (el Trono de Jade, Nu-An, y su empresa, Harold), y que al final logran acabar con Wendell haciendo realidad sus sueños (Nu-An, al exilar al Wendell de K’un-Lun se aseguraba que a la muerte de su padre tendría expedito el camino al trono, y Meachum, al matarle se aseguraba la totalidad de la exitosa empresa).
Harold Meachum se ofreció a ayudar a Heather y a Daniel para volver a la civilización, pero ellos se negaron, prefiriendo volver por sus medios, con la seguridad de que el ofrecimiento de Meachum era un engaño y que antes o después acabaría con ellos evitando que hubiera testigos de su execrable acto. Durante su periplo, vagando por las montañas, madre e hijo fueron cercados por una manada de lobos teniendo como única salida un puente colgante. Al comprender Heather que no les daría tiempo a cruzarlo antes de que los lobos cayeran sobre sus espaldas, decide sacrificarse por su hijo, indicándole que atraviese el puente sin mirar atrás mientras que ella se lanza contra los lobos más cercanos, permitiendo que Daniel pudiera escapar mientras es devorada por las fieras, con lo que su espíritu asciende a Feng-Tu al encontrarse en las inmediaciones de K’un-Lun.
Daniel, tras cruzar el puente colgante, fue encontrado por guerreros de K’un-L’un, que lo recogieron y llevaron ante Yu-Ti, el cual previamente había planeado el asesinato de los padres de Daniel si estos hubieran llegado a la ciudad, de hecho, Heather podría haber salvado la vida, pues los guerreros habrían podido acabar fácilmente con la manada de lobos al ir armados de ballestas y vigilar el paso del puente colgante, pero tenían orden de acabar con la vida del matrimonio si hubieran accedido a través del nexo interdimensional, cosa que es ocultada a Daniel, hasta muchos años después.
            En la audiencia que tiene Daniel con Yu-Ti, se le da la bienvenida y se le indica que es miembro de la familia real ya que su padre había sido en vida hijo adoptivo del anterior dirigente de K’un-Lun, por lo que el pequeño huérfano es sobrino adoptivo del actual dirigente de la ciudad mística. Yu-Ti envenena el oído y el alma de Daniel indicándole que él le dará las armas para vengarse del asesino de sus padres, instándole para aprender artes marciales durante diez años, tras los cuales estaría lo suficientemente preparado para cumplir su venganza; después sólo tendría que volver a cruzar el nexo interdimensional y acabar con Harold en la Tierra; de esta forma Yu-Ti afianzaba su poder ante las gentes honradas de K’un-Lun, pues había ayudado a un huérfano, heredero al Trono de Jade para más señas, y se aseguraba de que Daniel volviera a la Tierra, con lo que su estatus quedaba asegurado, pues no reclamaría el trono que por derecho le pertenecía.
            Jurando vengar a sus padres, Daniel comienza a aprender artes marciales para la atenta guía de Lei-Kung “El Tronador”, el mejor entrenador de guerreros de K’un-Lun, que ya había entrenado a su padre y que cariñosamente le llama: “Joven Dragón”. El entrenamiento de Daniel no sólo le fortalece cuerpo y mente, sino que su maestro también le enseña los valores morales que años después le convertirían en el héroe que todos conoceríamos a través de las páginas de los cómics. Su entrenamiento técnico es extenso, enseñándole técnicas de golpeo, agarres, presas, luxaciones, estrangulaciones, proyecciones, barridos…, dotando a su cuerpo de una extraordinaria resistencia y dureza, sobre todo en sus manos, mediante un entrenamiento sistemático, sostenido y concienzudo de endurecimiento, consistente en golpear con los puños y las manos abiertas un recipiente conteniendo arena, grava y rocas ardiendo.
            Su destreza y aptitud es tal que Daniel, con tan sólo dieciséis años, consigue vencer a cuatro enemigos expertos en artes marciales en el ritual llamado “Reto de Muchos”, lo que le permitía combatir contra un ser mecánico llamado Shu-Hu, al cual derrota gracias a la potencia de sus golpes y la resistencia de sus puños, debido al riguroso entrenamiento recibido de manos de Lei-Kung, con lo que logra la preciada corona de Fu-Hsi, “la Reina de las Víboras”, una de las mayores recompensas de K’un-Lun. Daniel es el orgulloso de su maestro, y de las gentes honradas de la ciudad mística, mientras Yu-Ti vigila desde lejos, temiendo la extraordinaria pericia marcial de su pseudo-sobrino.
            Pero Daniel no sólo practica artes marciales, también tiene tiempo para hacer amigos, los más cercanos e íntimos son Miranda (desconociendo que es su medio hermana) y Conal D’hu-Tsien, el novio de ésta.
            A la edad de diecinueve años, siendo poseedor de la corona de Fu-Hsi, Daniel solicita tener el honor de enfrentarse a Shou-Lao para ganar el poder del Puño de Hierro. A regañadientes Yu-Ti le da dicha oportunidad, por lo que es enviado a las afueras de la ciudad para combatir a la serpiente-dragón, con la esperanza de que esta le despedazara.
            Cuando Daniel llega a la entrada de la cueva en la que habita el dragón-serpiente, se apresta a la batalla, al tiempo que el enorme animal surge rápidamente de la cueva. Tras largos minutos Daniel comprende que la fuerza de sus golpes, por muy certeros y potentes que sean, no hacen mella en la correosa piel del Inmortal, por lo que, al comprender que la vida de Shou-Lao depende de la conexión con su corazón fundido, esquivando las mortales dentelladas de su enemigo, se lanzó contra su pecho y, agarrándose firmemente del escamoso cuerpo lo apretó contra su pecho para interrumpir el flujo de energía mística, lo que provocó que se le quedara grabada en el pecho una terrible quemadura negra, la cicatriz con la imagen de la serpiente alada que era la oquedad en el pecho de la mística criatura. Tras acabar con su enemigo, Daniel entró en la cueva donde halló el recipiente con el corazón fundido. Allí, en el ardiente brasero, metió repetidamente sus manos, impregnándose de su energía mística y ganándose el título de “Puño de Hierro”.
            Sin que Daniel lo supiera, la muerte de Shou-Lao enfureció a Chiantang, el dragón que lo había encadenado místicamente a la cueva, por lo que intentó destruir K’un-Lun, cosa que evitó el Maestro Khan, el dios-hechicero de la ciudad mística, aprisionándole místicamente. Esto tendría tiempo después consecuencias funestas para Daniel, cuando a lo largo del tiempo tanto Chiantang como el Maestro Khan se quisieron vengar una y otra vez de Daniel, por separado o como aliados.
            Poco tiempo después de conseguir el Puño de Hierro, ya con el uniforme verde y amarillo que demuestra su estatus, Daniel es atacado por un grupo de guerreros k’un-lunianos, celosos de este por haber conseguido el preciado don. Como sería deshonroso el usar el poder del Puño de Hierro contra sus compañeros Daniel lo estaba pasando mal, ya que estaba siendo superado por el elevado número de enemigos, pero cuando estaba a punto de sucumbir al ataque, dos nuevos guerreros se unieron al combate ayudando al casi vencido Daniel. Cuando todo acabó se descubrió que sus aliados eran sus amigos Conal y Miranda, los cuales se habían metido en un grave problema, ya que una de las ancestrales leyes de K’un-Lun prohibía la enseñanza de sus letales artes marciales a las mujeres, y Conal, al enseñar a Miranda, había incurrido en el grave delito. Con el fin de escapar a su castigo la pareja de enamorados escapó de la ciudad, siendo capturados por los H’lythri, los ancestrales enemigos de K’un-Lun, siendo dados por muertos, ya que estos solían usar a sus capturados como abono para sus retoños.
            Sin amigos y con una venganza que ejecutar, Daniel rechaza quedarse en la ciudad mística, para alivio de Yu-Ti y, cuando el nexo interdimensional vuelve a abrirse entre K’un-Lun y el Himalaya, emprende el viaje a los Estados Unidos para acabar con Harold Meachum.

EL PODER DEL “PUÑO DE HIERRO”.
            Aquí hablaré del “Puño de Hierro” contemporáneo, esto es, Daniel Thomas Rand-K’ai, aunque su capacidad y destreza son similares a las de los cientos de guerreros que han ostentado dicho título y poder con anterioridad.
            Aunque al hundir sus manos en el brasero que contenía el corazón fundido de Shao-Lao, Daniel fue infundido con la energía sobrehumana del dragón-serpiente y el poder del Puño de Hierro, él ya tenía una serie de habilidades y aptitudes provenientes de su extraordinario entrenamiento marcial bajo la experta guía de Lei-Kung.
           Es un maestro en las artes marciales practicadas en K’un-Lun, con unas cualidades físicas proporcionales a su talla y peso (1’85 metros y 87 kilos), pero incrementadas mediante un exhaustivo y continuado entrenamiento físico muy bien dirigido, por lo que puede decirse que es un fuerte y fibroso atleta con una fuerza, resistencia, velocidad, flexibilidad, equilibrio, coordinación, potencia, agilidad, dureza y reflejos muy por encima de la media humana, con una capacidad acrobática sin par. Aunque hay que reconocer que al adquirir el poder del “Puño de Hierro”, Daniel también consiguió un control absoluto sobre su cuerpo, mente, espíritu y poderes, como veremos a continuación.
            Daniel es capaz de convocar y enfocar su Chi, la energía interna que tienen todos los seres vivos y que con el entrenamiento apropiado pueden enfocar y canalizar todos los artistas marciales; en su caso su Chi está increíblemente incrementado con el poder que le otorgó el corazón de Shao-Lao, por lo que sus cualidades físicas naturales y sus habilidades físicas y marciales adquiridas mediante el constante entrenamiento, cuando se concentra, están en unos niveles extraordinarios, sobrehumanos: su fuerza, resistencia, rapidez, agilidad…, reflejos y sentidos están tan incrementados, que Daniel se ha ganado con razón el sobrenombre de “El Arma Viviente”. Además, su adaptación al medio ambiente en situaciones extremas es extraordinaria.
            Otro aspecto del poder otorgado por Shao-Lao a Daniel es el llamado “Puño de Hierro” (como puede deducirse por su nombre) que consiste en la habilidad que tiene este de concentrar su Chi, todas las energías naturales y espirituales de su cuerpo, y enfocarlo hacia su mano cerrada en puño. Aunque esta técnica no incluye ningún tipo de transformación física, se manifiesta con un brillo sobrenatural alrededor del puño fácilmente visible desde el exterior, al tiempo que este adquiere una dureza superior al hierro, con el efecto colateral de ser invulnerable al dolor y con una resistencia tal que no puede recibir en ella daño alguno, por lo que puede propinar golpes tan sobrehumanamente potentes que pueden incluso deformar el acero. Sin embargo, el esfuerzo de convocar dicho poder deja a Daniel extenuado, esto es, agotado física y mentalmente, lo que le impide emplear ese poder constantemente, pues debe tener un periodo de descanso durante cierto tiempo antes de volver a utilizarlo.
            El don que le otorgó el corazón de Shao-Lao también incluye el poder absorber energía y canalizarla para aumentar su poder. Esta habilidad también incluye el poder enfocar su Chi aumentado para lograr la sanación y regeneración de tejidos lesionados o enfermos, tanto de si mismo, enfocándolo hacia su interior, como de otras personas, cuando lo enfoca hacia el exterior. En los cómic hemos visto como se curaba de la radiación atómica que le trasmitió Radión, “El Hombre Atómico”, o como curaba el cáncer propio y de otro personaje.
            Además, tiene la habilidad de fusionar telepáticamente su consciencia con la de otra persona por un corto período de tiempo, lo suficiente como para intercambiar conocimientos, recuerdos y emociones.

EL “PUÑO DE HIERRO” EN NUEVA YORK.
            Tras cierto tiempo, Daniel logra llegar a Nueva York, lugar donde Meachum ha fijado su residencia, en la cual, durante una laboriosa década había preparado elaboradas defensas contra un posible ataque del vengativo huérfano. El ex-socio de su padre había sobrevivido al viaje de vuelta a la civilización, pero cuando intentaba salir de las montañas del Tíbet había quedado inválido por la congelación de sus piernas. Cuando Daniel superó las defensas de la casa y llegó junto a su enemigo, viendo que éste esperaba la muerte como una liberación se apiadó de él y le perdonó la vida, pues comprendió que la venganza no tenía nada de honorable. Sin embargo, momentos después Harold es asesinado por un misterioso ninja, el poderoso Ninja Fantasmal, al servicio del Maestro Khan, por lo que en un primer momento Daniel es acusado de asesinato.
            Buscando limpiar su nombre, Daniel acude al despacho de detectives formado por Misty Knight, una ex-policía afro-americana que tiene un brazo biónico, y Colleen Wing su socia oriental. Fruto de sus investigaciones “Puño de Hierro” logra encontrar al asesino, derrotándole y quedando libre de cargos. Con el tiempo Daniel no sólo logra una fuerte amistad con Colleen y su padre, el profesor Lee Wing, sino que se enamora de Misty, con la que conviviría durante años.
            En esa época Daniel Rand-K’ai logra que las autoridades le den la razón judicialmente, por lo que, como heredero de Wendell, recupera la fortuna familiar y el control de la millonaria empresa co-fundada por su padre, logrando con ello la enemistad de Joy Meachum, la hija del fallecido Harold y de su tío Ward, hermano de su padre, quien continuará creyendo en la culpabilidad de nuestro héroe y que este, mediante artimañas legales, le había robado la empresa de su hermano. Con el tiempo Joy hace las paces con Daniel, quien en un acto de generosidad la permite seguir al mando del negocio de los padres de ambos.
            La filosofía personal de Daniel, así como la educación en valores que le inculcó Lei-Kung, le llevó a ayudar a los débiles como héroe enmascarado en la ciudad donde fijó su residencia en la Tierra: Nueva York. Dicha máscara, como ya sabemos, aunque le sirve para ocultar su identidad, no la lleva por esta razón, como pasa con el resto de héroes y villanos del universo Marvel, sino que es parte de su uniforme como guerrero supremo de K’un-Lun.
            Durante esta época, Daniel Rand-K’ai se dedicó a colaborar con la agencia de detectives de Colleen y Misty, enfrentándose a una amplia variedad de enemigos, por ejemplo: un grupo de adoradores de la diosa Kali, llamado el Culto de Kara-Kai, el Maestro Khan,  La Brigada de Demolición, Chaka, Dientes de Sable… colaborando a veces con otros héroes de las artes marciales marvelianas, como Shang-Chi, Los Hijos del Tigre y el Tigre Blanco (que ya serán estudiados en otros artículos de este mismo blog).
            Además, se enfrentó con el exilado hijo de Lei-Kung, Davos, llamado “Serpiente de Acero”, quien quería arrebatarle el poder del “Puño de Hierro”. Davos había adoptado un uniforme parecido al reservado a los campeones de K’un-Lun, que dejaba al descubierto en su pecho una cicatriz de forma delgada y serpenteante, la cual le daba su nombre de batalla. Él al enfrentarse años antes a Shou-Lao había descubierto, como lo hiciera Daniel años después, que la manera de acabar con el dragón-serpiente era taponando la abertura de su pecho que le unía místicamente a su corazón fundido, pero no tuvo la suficiente fuerza de voluntad para aguantar el dolor, y por ello sólo le quemó superficialmente, sin marcarle totalmente, como si había hecho con el pecho de Daniel, quien también tenía grabadas las alas que formaban parte de la silueta marcada en pecho de la enorme bestia. Tras un duro combate, Davos abrazó firmemente a Daniel, juntando pecho con pecho, cicatriz contra cicatriz, y a través de este enlace consiguió robarle su poder. No le duró mucho la victoria a Davos, pues el enorme poder del Puño de Hierro no estaba hecho para él, ya que no sabía, ni podía intuir, que dicho poder debía estar constantemente mantenido a raya por la voluntad del poseedor del poder, por lo que dicha energía causó la muerte de Davos, mientras era vencido en justo combate por Daniel, siendo recuperada por este.
            Durante toda la historia de Daniel Rand-K’ai, muchos de sus oponentes han sido aquellos que desean arrebatarle el poder para ellos, pero todos ellos han sido derrotados por él, por “El Arma Viviente”.
            A partir de ese momento los guionistas empezaron a hacer barrabasadas con el personaje, resucitando personajes (por ejemplo: Davos, e incluso el propio Daniel), recuperándolos de una forma u otra (por ejemplo los padres de Daniel), dotando al “Puño de Hierro” de absurdos poderes (por ejemplo: lanzar a distancia su Chi en forma de rayos de poder), destruyendo en nexo interdimensional para volverlo a instaurar de otra forma números después, fusionando la ciudad de K’un-Lun con ciertas ciudades de la Tierra (por ejemplo: Tokio), aliándose Daniel repetidamente con Nu-An y siendo traicionado por este una y otra vez, haciendo un duplicado de Daniel que se creía el verdadero, como ya pasó en otra colección con el clon de Peter Parker (Spiderman), perdiendo y recuperando el poder otorgado por el corazón de Shao-Lao hasta la saciedad, etcétera, incluyendo el hecho absurdo de convertirse durante una temporada en otro personaje del Universo Marvel: Daredevil. Tan sólo se salvó un poco la época de “Los Héroes de Alquiler”.

“HÉROES DE ALQUILER”.
            Todo comienza cuando un enemigo de Misty Knight, llamado John Bushmaster, chantajea a un mercenario con superpoderes para que secuestre a la pareja sentimental de Daniel.
            El mercenario al que me refiero se trataba de un enorme afroamericano llamado Luke Cage, “Power Man”, el cual tiempo atrás había sido objeto de ciertos experimentos que querían reproducir el suero del supersoldado que trasformó a Steve Rogers en “El Capitán América”, y que operaba como guardaespaldas en casos justos, defendiendo a personas honradas, pero en este caso estaba obligado a hacer un acto ilícito pues Bushmaster había secuestrado a dos amigos suyos, Claire Temple y Burstein Noé, los colaboradores más fieles de Luke Cage, obligándole a acatar sus órdenes.
            Cuando “El Hombre Poder” estaba a punto de secuestrar a Misty, pues sus armas y su brazo biónico no era rivales para Luke, al rebotarle las balas en su acerada piel prácticamente invulnerable, llegó “Puño de Hierro” y, tras un encarnizado combate que les dejó agotados, comienzan a hablar aclarando los motivos por los que intentaba raptar a la bella detective. Tras ello, ambos héroes deciden asociarse para derrotar a Bushmaster y rescatar a los amigos de “Power Man”. Tras hacerlo y limpiar el nombre del Luke Cage, ambos deciden seguir juntos ayudando a aquellos que les necesitaban, formando la firma Héroes de Alquiler Inc. con sede en la ciudad de Nueva York.
            A lo largo de los años, se fue afianzando la amistad entre ambos héroes, convirtiéndose en una de las parejas de héroes más famosas del Universo Marvel. La empresa de “Héroes de Alquiler” (que tuvo colección propia) fue un éxito con la que ambos amigos, actuando como investigadores privados o guardaespaldas superheroicos, ayudaban a los débiles generalmente contra supervillanos, cobrando unos honorarios muy ajustados, pues Daniel habitualmente prescindía de cobrar su parte por los servicios prestados, pues tenía dinero de sobra gracias a la fortuna familiar.
“Puño de Hierro” y “Power Man” continuaron su amistad y asociación, alcanzando cotas de auténtica fraternidad, hasta que aparentemente Daniel “murió”, extrañamente asesinado por su compañero Luke, algo que finalmente demostró ser mentira; en las páginas de la colección marveliana de “Namor”, “El Príncipe Submarino”, se dio la explicación de que “Puño de Hierro” había estado atrapado durante mucho tiempo por la vegetal raza de los H’yltrhi, y que estos habían “fabricado” un sosias que le suplía. Tras liberarle y demostrar la inocencia de Luke Cage, ambos amigos volvieron a trabajar juntos. Primero en Nueva York, y después, cuando la oficina de “Hero for Hire Inc” voló por los aires tras una explosión, en Chicago (Illinois), ciudad a la que se trasladaron y refundaron su empresa, con la que operarían durante mucho tiempo, primero solos y después uniendo sus fuerzas y recursos con otros superhéroes, como el “Tigre Blanco”, el “Caballero Negro” y otros muchos. El éxito de la fórmula de “Heroes de Alquiler” fue tal que llegó un momento en el que la contratación de los servicios de las diferentes formaciones de héroes asociados llegó a ser a nivel mundial, realizando peligrosas misiones a escala global, unas veces cobrando unos honorarios testimoniales y ridículos, y otras directamente de forma totalmente altruista, ofreciendo sus servicios a causas justas y benéficas.

AÑOS POSTERIORES.
            Cuando Daniel se da de baja de la formación de “Héroes de Alquiler”, empezó un periplo aventurero que le llevó a combatir, en solitario o como integrante de varias formaciones de héroes enmascarados (“Los Vengadores Secretos”, “Los Defensores”, “Los Defensores Secretos”…), con toda clase de personajes Marvel.
            Durante la multisaga marveliana; “Civil War”, en la que los superhéroes se colocan en dos bandos diferenciados al firmarse por el Gobierno la Ley de Registro de Superhumanos, unos a favor y otros en contra, “Puño de Hierro” (haciéndose pasar por “Daredevil” mientras el verdadero estaba en la cárcel con su identidad secreta del abogado ciego Matt Murdock), se une a la rebelión liderada por el “Capitán América” en contra de revelar la identidad secreta de los héroes, oponiéndose a la citada Ley y enfrentándose al grupo comandando por “Iron Man”, que si estaba a favor.
            Tras la detención del “Capitán América”, y abandonando la identidad de “Daredevil” al ser reclamada por el verdadero héroe, Daniel se une a “Los Nuevos Vengadores”, un grupo clandestino, en contra del Registro de Superhumanos, que proporciona alojamiento seguro a aquellos que se oponen a dicha Ley, comandados por el “Doctor Extraño” y teniendo entre sus filas a su amigo “Power Man” entre otros héroes. Con el tiempo Daniel deja esta formación, indicándoles que si le necesitaran para cualquier misión acudiría a ayudarles.
            Tras ello, “Puño de Hierro” tiene una aventura épica en el Torneo de las Ciudades Celestiales representando a K’un-Lun (mientras que un resucitado Davos representaba a otra de estas ciudades: K’un-Zi). En esta saga se ahonda en la historia de las “Armas Inmortales”, los campeones de las Ciudades Celestiales que las representan en combate en el citado Torneo. Tras el Torneo, Daniel se uniría a los representantes de las místicas ciudades, quienes, junto a Lei-Kung y la hija de Orson Randall, que habían reclutado y entrenado a un grupo de guerreras k’un-lunianas, lucharon contra las fuerzas del Yu-Ti Nu-An, quien se había unido a las fuerzas de Hidra (la malvada organización enemiga de S.H.I.E.L.D. -la organización de espías dirigida por Nick Furia-, “Iron Man” y tantos y tantos héroes marvelianos). Tras derrotarle, Lei-Kung quedaría como gobernante de K’un-Lun y la hija de Randall en su puesto, entrenando a los guerreros de K’un-Lun, abriendo otra era de prosperidad y paz para las Ciudades Celestiales.

ACTUALIDAD.
            En la actualidad es uno de los integrantes de “Los Nuevos Vengadores”, con un nuevo uniforme blanco enterizo hasta el cuello, con el fajín y cinta que sujeta la máscara, además de muñequeras que llegan hasta la mitad del antebrazo y botas hasta la mitad de los gemelos en color oro, y con la serpiente-dragón alada de su pecho bordada en oro sobre la pechera. Los colores simbolizan la pureza de acción y pensamiento (el blanco) y el poder supremo (el ya comentado amarillo imperial). Este uniforme fue conseguido en otra dimensión (como años antes había pasado en la saga “Secret Wars” con el uniforme negro de “Spiderman” que en realidad era el simbionte que después se convertiría en “Veneno”) a la que fue enviado por el “Doctor Extraño para enfrentarse al poderoso Agamotto, luchando además contra una legión de demonios originados en el Ojo de Agamotto, el amuleto de increíble poder propiedad del “Doctor Extraño”.

“PUÑO DE HIERRO” ¿EN EL CINE?
            Durante años hubo el rumor de una versión cinematográfica del personaje que protagonizaría el actor y artista marcial campeón británico de Wu-shu: Ray Park, conocido por haber sido “Sapo” en la primera película de “X-Men”, miembro de la Hermandad de Mutantes Diabólicos dirigida por “Magneto”, y “Darth Maul”, el Sith que mató a Qui-Gon Jinn antes de ser vencido por Obi-Wan Kenobi en el Espisodio I de “Star Wars”: “La amenaza fantasma”, pero todo se quedó en simples rumores y conjeturas.
Ahora tenemos buenas noticias, pues el día 7 de noviembre de 2013 se confirmó por parte de Disney que Marvel está desarrollando una serie televisiva de “Puño de Hierro” (seguramente muy realista y siguiendo la trama y premisas principales del personaje), y que se trasmitiría por el canal de pago Netflix. Incluso hay rumores, aún no confirmados, de que formaría parte del Universo Cinematográfico de Marvel.
Las últimas noticias (ofrecidas en la ComicCon de San Diego de 2016) confirman que la primera temporada de “Iron Fist” tendrá 13 episodios de una hora de duración cada uno de ellos, estrenándose el primero en Netflix el día 17 de marzo de 2017. El papel protagonista estará a cargo del actor británico Finn Jones, conocido por su papel de Loras Tyrell, el Caballero de las Flores, en la exitosa “Juego de Tronos” (“Game of Thrones”, producida por HBO), que tendrá que enfrentarse a un villano de lujo, Harold-Meachum, el responsable de la muerte del padre del héroe, que será interpretado por David Wenham, conocido por todos los fans del Fantástico por su aparición en “El Señor de los Anillos”, “Van Helsing” o “300”. Por otra parte, Collen Wing, la aliada de Puño de Hierro, será interpretada por Jessica Henwick, actriz también conocida por “Juego de Tronos”
Iron Fist” supondrá el cuarto as de la baraja que formará equipo con otros personajes con serie propia en Netflix: Daredevil, Jessica Jones y Luke Cage (Powerman), creando una serie crossover dedicada a “Los Defensores” (“The Defenders”) basada en la colección de comics con mismo título, siendo la villana confirmada interpretada por Sigourney Weaver, la “mata-aliens”.

FINAL.
Si conocías el personaje o te ha gustado el artículo y te animas a conocerlo, tienes una gran oportunidad. En el mes de noviembre de 2014, Panini Comics saca al mercado: “Puño de Hierro Integral”, un tomo integral de casi 700 páginas (por tan sólo 39,95 euros), que se podrá leer por primera vez en España y a todo color las primeras aventuras de “Puño de Hierro”, tanto en solitario como junto a “Power Man”.
Este volumen Omnigold contiene los siguientes comics-book (con numeración original americana) en orden correlativo:
·         Marvel Premiere”, números del 15 al 25.
·         Iron Fist”, números del 1 al 15.
·         Marvel Team-Up”, números 31, 63 y 64.
·         Marvel Two-In-One”, número 25.
·         Power Man”, números 48 y 49.
·         Power Man & iron Fist”, números del 50 al 53.

En ella podrás disfrutar el núcleo de la historia que he contado anteriormente. Yo lo voy a adquirir ¿te lo vas a permitir tu?

F. Javier Hernández.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...